jueves, 31 de enero de 2013

No corren buenos tiempos para hacer planes.

Anoche tuve uno de esos sueños que hacen que luego te pases toda la mañana medio zombi.

No lo recuerdo entero. Realmente, no sé si he tenido el mismo sueño toda la noche y sólo recuerdo un momento, o tan sólo ha sido una especie de "flasback".

Soñé que tenía sesenta años y estaba exactamente igual que ahora.

Más bien, soñé con el momento en el que era consciente que tenía esa edad, porque hasta entonces no me había dado cuenta que había pasado el tiempo.

Y yo estaba igual. Me visualicé tal cual estoy ahora, osea, que no me vi vieja ni nada.

Lo malo de tener un ramalazo de psicóloga frustrada, es que trato de psicoanalizar a todo el mundo, incluida a mi misma, con la diferencia que cuando psicoanalizo a alguien disfruto y cuando me psicoanalizo a mi misma me da mal rollo.

Y en este caso, mi subconsciente claramente me ha dicho que la mentalidad "Carpe Diem" de la que estaba intentando convencerme a mi misma durante los últimos meses... no va conmigo.

Creo que todo esto viene después de una conversación que tuve el sábado con el muso. Le decía que yo antes pensaba mucho en como iba a ser mi futuro. En como sería mi hipotética boda con el que era mi novio, los hipotéticos hijos que nunca llegué a tener y la hipotética vida que tendríamos una vez que fueramos mayores.

Pero que después de ver la experiencia vivida, tenía la impresión que hacer planes de un futuro hipotético, era como tentar a la suerte. Que bastante era con pensar en como querías que fuera tu vida, para que luego todos esos planes no se cumplieran.

Y que por eso, ahora no quería pensar en el futuro. Simplemente quería no pensar en nada y esperar a ver que me iba llegando.

Hoy me he dado cuenta que eso no es cierto. Que realmente sí que me importa mi futuro. Más cuando te encuentras en esta edad en la que se supone que es cuando debes empezar a tomar decisiones importantes. La edad en la que se supone que debes plantearte dar pasos hacia adelante.

Realmente el visualizarme a mi misma en el sueño dentro de treinta años y ver que no he avanzado en la vida me ha agobiado.

¿Lo peor?

Que no corren buenos tiempos para hacer planes.

Buen jueves.



15 comentarios:

Anita dijo...

Yo tengo cierta curiosidad por saber qué será de mi vida, dónde voy a vivir y todo eso, pero no me inquieta demasiado y no tengo verdaderos planes más que lo que vaya surgiendo. De todas formas, eso del Carpe diem está muy bien para decirlo, pero cuando uno está en una época de tomar decisiones es imposible no pensar en el futuro!!!

Ana dijo...

Anita, a eso me refiero al "Carpe Diem en tiempos revueltos" :P

Anita Patata Frita dijo...

Creo que todos tendemos a planera cosas, el problema es darle demasiada importancia a los cuentos de la lechera, todos los tenemos pero no hay que creerselos a pies juntillas.

Anita Patata Frita dijo...

Pd. Reunión de Ana's XD

Ana dijo...

Si es que entre las Ana's nos entendemos de maravilla jajaja!


Ana dijo...

Tengo un problema, me tomo todo demasiado en serio... incluidas mis propias "fantasías".

Aydita dijo...

Si que importa el futuro en mi opinión! besos

Anita dijo...

Jajaja

rubita dijo...

Importa, importa!

Lileth dijo...

Pues ando en ese mismo malestar. Fíjate que tengo la sensación de que mi vida avanza a saltos.

No avanzo en cinco años y luego me viene todo junto.

Y me resulta muy desagradable.

Anónimo dijo...

Yo creo que hay que preocuparse del futuro en temas como ahorrar, planificar un poco como quieres que sea para luchar por ello, (osea, que si quieres ser abogado logicamente tienes que matricularte en derecho)y cosas asi pero luego otras cosas van llegando poco a poco, no hay que buscarlas: pareja, amigos, etc. Ana, yo creo que vas por el buen camino, te estas esforzando por las cosas que necesitas ahora, lo demas llegara cuando tenga que llegar. Yo recuerdo que con 21 años estaba agobiada porque todas mis amigas tenian pareja y yo no. Un dia quede con unos amigos de clase y... aquel chico al que nunca le habia prestado atencion porque se veia muy serio y empollon... aquella noche nos enrrollamos y hoy es el padre de mis peques. ¿Quien me iba a decir que me iba a gustar tanto el empollon siendo yo la oveja negra de la clase?

L.F.

Ana dijo...

Supongo que el "estancamiento" que reveló mi sueño se refiere más al tema emocional que al material.

Sé que voy por buen camino, pero tengo el carácter demasiado ansioso y a veces pierdo el control de mi misma.

NIKITA dijo...

Yo no soy de hacer planes de futuro... Sí, quizás la sociedad nos presiona de cierta manera con que llegadas a la treintena, la mujer tendría que estar o en pareja/casada y planeando cuándo tener los hijos...

Lo que la sociedad se olvida mencionar es que más de la mitad de los matrimonios actuales se divorciarán en unos años...

Virgencita virgencita... que me quede como estoy!!!

Juanjo Morcillo dijo...

Si nos pagan sobresueldos como a los del PP igual si que podemos hacer todos algun que otro plan. Sino difícil. No estamos nadie pa tirar cohetes.

Si antes era difícil augurar y futurar cosas ahora hasta el presente... maldita crisis ...

Cruela dijo...

Te voy a dar la opinion de alguien que tiene no 30 sino la mitad más que tú. El carpe diem sólo está al alcance de unos pocos y suelen tener el bolsillo bien repleto de dinero... es triste pero es así, ahora tener un plan de futuro no es una obsesión, por lo menos no a largo plazo porque total se jode en un pispas... así que procura tener planes a medio plazo y planes B por si el plan no sale pero que no sea una obsesión que sino te frustras y es peor.. sólo son 30 años y es la mejor edad para empezar a ser adulta así con tranquilidad ya verás que las cosas suelen ordenarse solas y si no lo hacen pues prescindes de ellas
Besos