jueves, 17 de enero de 2013

Hipocresía

Desde hace un par de días se están comentando mucho las ya famosas fotos de Esther Cañadas con unos kilos de más.

Unos se escandalizan porque está gorda y otros se escandalizan porque los primeros dicen que está gorda.

Los segundos dicen que está guapísima, sanísima, que si tal, que si cual. Otros dicen diréctamente que es que está embarazada.

Yo no sé si está embarazada y también desconozco su nivel de triglicéridos en sangre, pero a mi lo que me chirría un pelín es que diga la gente que está guapísima. Al menos en las fotos que he visto yo... que seguramente sean las que ha elegido la publicación de turno para crear la polémica, claro.



Podéis apedrearme si queréis, pero yo en esta foto le veo cara de troll.

Probablemente haya otras fotos donde Esther salga mucho más favorecida, pero como lo que nos gusta es la chicha (nunca mejor dicho) han puesto esta, en la que a la pobre le hacen un flaco favor (qué ironía).

Este tema me ha dado para reflexionar superprofundamente sobre la hipocresía de la gente respecto a la delgadez.

Los hombres con los que últimamente me he relacionado han coincidido en opinar que a mi no me vendrían mal unos kilos de más. Mi exnovio por ejemplo, me decía que hasta que no engordara cinco kilos no me subiría en la moto (de broma, eh) y yo le contestaba: "Chico, si cuando me conociste estaba flaca y te gusté, ¿que pasa? ¿ahora no te gusto?".

Sinceramente, yo pienso que la gente tiene los kilos que debe tener. No tener más, ni tampoco menos.

Yo toda la vida he sido delgada. Nací pequeña (es lo que tiene ser melliza, que se lo llevó todo mi hermano), me crié delgadísima (mi madre me llamaba "raspa"), pero llegó el momento pubertad y, "gracias" a la revolución hormonal engordé una barbaridad. Así como veinte kilos. Y no, no estaba ni guapa ni saludable. Con doce años llevar una talla cuarenta y seis de pantalón y una ciento cinco (105!!) de sujetador, cuando no eres alta ni corpulenta, no es estar ni guapa ni saludable.

Afortunadamente en cuestión de dos o tres años volví a mi peso más o menos normal.

Desde entonces, voy teniendo variaciones de cinco o seis kilos arriba o abajo. Supongo que según la rutina, la época del año o el estado de ánimo.

Actualmente, estoy en época de estar delgada. Quizá más delgada de lo habitual en mi.

Porque como menos, no por nada, sino porque no tengo hambre... (¿nervios quizá?) Porque hago deporte y porque ¿qué narices? porque me cuido. Me gusta cuidarme.

Y sí, podéis apedrearme otra vez, admito y reconozco que me gusta más verme con los seis kilos que he perdido que no con los mofletes de Heidi.

Por eso, cuando miro a Esther Cañadas y su "cara de pan", reconozco que sí, está mucho mejor que siendo una calavera andante, pero estoy convencida que a ella (siempre y cuando no esté embarazada, claro) le gustaría tener algún kilillo menos.

¿Vosotr@s que opináis?

Buen jueves!!

21 comentarios:

Sephora2000 dijo...

A mí me parece que está fea. ¿El ángulo de la foto? ¿Una mala postura? Pues no sé, pero no está guapa con esa papada.... Quizás ahora sí esté en su normopeso, que es algo que dudo mucho estuviera en sus años de modelo. Lo de sana, yo tampoco tengo datos.

Ana dijo...

Yo es que no entiendo por qué la gente se empeña en relacionar gordura con salud.

Tan insano es estar demasiado delgado como demasiado gordo. Se trata de un término medio.

Y en este caso, no creo que el peso ideal de Esther Cañadas sea el que tiene ahora mismo.

Anónimo dijo...

Eres melliza??? Te sigo d hace tiempo y ni idea chica!! Pues yo pienso como tú, q ni es bueno estar gordo ni demasiado delgado. Cada uno tiene una Constitución. Yo soy de las delgadas, tuve in bebé hace 9 meses, y recupere mi.línea nada más dar a luz. Esther Cañadas está horrorosa, xo para mi siempre ha sido horrorosa. Buen día preciosa!!

Ana dijo...

Pues sí, soy melliza de un chico. No sé si es que no he hablado mucho de ello (cosa que me extraña) pero me parecer raro que haya gente que no lo sepa jajaja!!

Pues eso, que tan artificial es engordar a una persona de natural delgada, que adelgazar a una persona de natural gorda... y ya está.

Buen día!!

Anónimo dijo...

Pues yo digo que todo depende de la cosntitucion de cada uno y dentro de eso se puede tener peso de menos o de mas para tu constitucion lo que no significa que estes gorda o delgada. Claro ejemplo: yo, tengo constitucion mas tirando a gruesa, ahora tengo kilos de menos (se me notan demasiado los rasgos de la cara, osea, la quijada, vamos) sin embargo para nada estoy delgada, es mas yo diria que estoy hasta gordita.

L.F.

La gata dijo...

Yo parto de la base de que nunca me pareció guapa esta mujer, ni en sus mejores años de top model internacional.
Ahora bien: algo pasa en este país uando, con tantos problemas, tanto paro y tanta crisis, todos, absolutamente todos los diarios considerados "serios"' ya no las revistas del corazón, se hacen eco de la reaparición de Esther Cañadas "irreconocible, sin maquillaje, y con unos kilitos de más" (literal).
Vamos a ver: es tan importante esta noticia?
Somos tan envidiosos y tan malévolos que necesitamos nutrirnos de este tipo de noticias? Nos hace sentir mejor ver cómo ha engordado o se ha desmejorado una top model?
No tenemos cosas más importantes en qué pensar?
A mí es que me parece lamentable. Sobre todo que exijamos igualdad y respeto, y luego seamos las primeras en criticar a una famosa que se ha puesto gorda.
Si en vez de Esther Cañadas, quien hubiera aparecido pasadito de kilos hubiera sido el propio Sete Gibernau, se hubiera montado todo este circo?
Estoy segura de que no.

Esteban dijo...

A mí nunca me ha gustado, incluso la veo fea, y yo la he visto en persona varias veces, pero para mi gusto ahora esta algo mas mona que antes. Yo veo muy bien que una persona este en su peso, ni más ni menos. Una 105? joder tendrías loco a todos tus compañeros de clase!! ajajajaj.

Ana dijo...

Esteban, ¿a ti te vuelven loco todas las chicas con el pecho grande?

Mara Jade dijo...

Coincido: tiene cara de troll. Todo lo que dicen por ahí es peloteo puro y duro. Esta tía se ha muerto de hambre toda su vida y lo único que ha tenido gordo han sido los labios a base de pinchazo.

Que no me jodan: está gorda y está fea. PUNTO.

Ana dijo...

Mara, gorda y fea pero sanísima jajaja!!

Esteban dijo...

Casi todas!!! ajajaja, como a todos.

Anónimo dijo...

Pues yo no sabía q eras melliza, y leo tus post a diario pq m encanta tu forma de expresar las cosas..eres una inyección d buen rollo cada día. Os parecéis?? Pq tú eres,muy guapa!!!

Aydita dijo...

Yo tampoco la veo bien! besos

Bimbolles dijo...

Pero, de que estamos hablando?, lo importante no es el interior?;)

Ana dijo...

Bimbolles, aquí nadie está poniendo en duda que interiormente sea bellísima..... jejjeje


Ana dijo...

Anónimo, mi mellizo y yo nos parecemos todo lo que se pueden parecer unos hermanos... ni más, ni menos.

Compartimos algunos rasgos, pero tampoco somos clones.

Cosas de la genética... jaja!

Mafalda Nadal dijo...

Si hay que juzgarla por la foto está fatal..
Cada un@ tiene una constitución, y la oscilación de kilos es normal.. pero tanto? Sinceramente espero que esté embarazada.. O que ahora tiene un problema de tiroides, porque si no es así, da la sensación que estuvo media sin comer..

Anónimo dijo...

alaaa mira q me sé tu blog,después de tantos años primera noticia q seas melliza!Jajajaj me encanta q de todo el post, nos hemos quedado con eso..a ver si nos cuentas alguna historia de mellizos ahora!
esta mujer siempre fue horrorosa!
un beso,
Ana

Tequila dijo...

Yo diría que está embarazada... pero ya veremos...

Besos!

WEYSA dijo...

Yo la veo fatal la verdad aunque tampoco me gustaba cuando estaba tan delgada que se le notaban todos los huesos, pero si ella esta feliz asi cuando es dueño de su cuerpo y sus kilos.

rubita dijo...

A mi tambien me dicen como a ti, que con unos cuantos kilicos de mas estaria mejor, pero nada, no engordo ni para atras. En fin, ¿contara tambien la genetica, no?

Un besico wapa