jueves, 10 de enero de 2013

A Dios pongo por testigo...

... que nunca más volveré de a hablar de mis amores en el blog.

Ya os he comentado en varias ocasiones que de vez en cuando me gusta echar la vista atrás y releer entradas que escribí hace años.

Me gusta hacerlo. Es una manera de recordar hechos pasados y, como os comentaba hace unas cuantas entradas, de ver como he cambiado.

No es que me arrepienta de nada de lo que he escrito y publicado hasta ahora. De hecho, si hubiera querido, en vez de estar escribiendo esta entrada ahora mismo, hubiera eliminado todo aquello que me "avergüenza". Si publiqué algo en aquel momento fue porque así lo sentía, me apetecía y me pareció conveniente hacerlo. Nunca jamás pienso renegar de mi misma.

Eso sí, prometo que a partir de ahora no volveré a hablar de si estoy enamorada o emparejada.

¿Por qué?

Porque después entradas "dedicadas" a otros maromos que pasaron por mi vida, me ha dado una vergüenza pa morirme veinte veces, resucitar, volver a verlo y morirme otra vez.

Me siento tan absolutamente ridícula viéndome ilusionada con papanatas de tres al cuarto que no hacen nada más que joderme la existencia y yo ahí, soltando corazoncitos por los ojos. Como podré ser tan mema, por Dios...

De lo demás, hablaremos de todo.

Y por cierto, si queréis preguntarme o sugerir algún tema para que no me ponga demasiado cansina con otras cosas, decídmelo.

Buen jueves!



14 comentarios:

MORGAN dijo...

Jajajajaja! Lo que te pasa es normal, mujer! Quien no se ha arrepentido de hacerse arrumacos en público con el que luego resultaría ser un auténtico capullo? Y solo es un ejemplo, que peores cosas hay...
Como tú bien dices, si lo escribías es porque lo sentías, y si no, quien no haya estado enamorado que tire la primera piedra.
Besos

Bimbolles dijo...

Nunca, nunca, nunca en la vida te avergüences de tus sentimientos. Beso fuerte.

Ana dijo...

No es que me arrepienta de mis sentimientos, me arrepiento de mostrarlos al mundo tan alegremente sin ser correspondidos.

Qué patética soy (o he sido).

Anita Patata Frita dijo...

Anda anda no te sientas ridícula que hija por eso pasamos tooooodas y todos.

Ana dijo...

Cada día tengo más sentido del ridículo.

Creo que me estoy haciendo mayor.

Esteban dijo...

A mí también me gusta leer mis entras antiguas!!! El problema es que cuando leo mis entradas me entran ganas de volver con el blog, ajajaj así que leo una o dos y no más, feliz jueves de nuevo.

Esteban dijo...

Hannn un tema habla sobre los extraterrestres que conoces, ajajajaj, que seguro que conoces a alguno.

Ana dijo...

Esteban, vuelve... ¿por qué no?

No puedo hablar a ciencia cierta, porque no está confirmado que sean oficialmente extraterrestres, pero algún que otro especímen de origen incierto, conozco, sí... jajaja!!

NIKITA dijo...

Pues yo creo que es bonito compartir esos primeros momentos aunque luego no salga bien... A mi me encanta leer los posts cuando alguno de vosotros empieza una relación (claro, a mi eso,no me pasa!!!) Si no sale bien, pues mala suerte pero nadie podrá borrarte esos buenos momentos- recuerdos y como te sentías... no?

Aydita dijo...

Yo también veo entradas antiguas mias y madre mía! :P besos

Anónimo dijo...

Es que cuando escribias esas cosas estabas enamorada (y enamorados nos ponemos todos muy tontitos....). Ah, y no olvides que aunque las cosas hayan cambiado AMBOS estabais enamorados asi que las cosas no son tal como las ves ahora, él tambien soltaba corazoncitos por los ojos.

Besos.

L.F.

Ana dijo...

L.F. te aseguro que no... que excepto el que fue mi novio (digo yo) de los demás que he hablado, ninguno estaba enamorado de mi. Menudos son...

Pilar dijo...

Cada quien en su blog, pero no digas de ese agua no beberé...

Leerte en el pasado es una experiencia curiosa, somos aquella pero de algún modo ya no lo somos.

Ses dijo...

Pues a otra cosa, mariposa. A mí me parece perfecto, sobre todo porque lo entiendo y comparto.