lunes, 4 de febrero de 2013

Las cosas no son como nos gustaría.

"No labra uno su destino, lo soporta".
(Gustave Le Bon)

No sé quién ese señor ni tampoco voy a ir corriendo a la Wikipedia a buscarlo.

Pero resulta que esta es la frase del día de mi agenda y sí, me ha dado para reflexionar superprofundamente un ratico. He llegado a la conclusión que este señor, sea quién sea, tiene más razón que un santo.

Al menos es la tesitura en la que me encuentro últimamente, que, dicho sea de paso... no soy precisamente la alegría de la huerta. Como podréis haber comprobado, obviamente.

Que no es que esté triste. O quizá sí. Porque no es que me ocurra nada malo.

Y es que mis problemas no son problemas, son tonterías a ojos de otras personas. Pero como últimamente me estoy descubriendo a mi misma en mi faceta más egoísta, son tonterías, pero son MIS tonterías.

Supongo que después de la buena racha vivida durante los últimos dos meses, ahora me toca la mala. 

Después de dos meses de euforia, ahora me tocarán otros tantos o más de frustración.

Porque sí, encontré trabajo y debería ser inmensamente feliz por ello. Pero... ¿sabéis qué? Que este no es el trabajo de mi vida. Pero claro, más me vale aplicarme, hacerlo bien y sobre todo, aguantar a mi jefe que, dicho sea de paso, es un gilipollas profundo, al menos hasta que encontrase algo más afín a mi perfil.

Tengo amig@s, pero no por ello no dejo de sentirme decepcionada con ell@s en algunas, varias ocasiones. Supongo que me habré creído más importante de lo que realmente soy.

Y respecto a mi vida personal... algunas veces pienso que me gustaría abrirme el pecho, sacarme el corazón y en su lugar ponerme una pila de petaca.

Y es que muchas veces siempre las cosas no son como nos gustaría.

Feliz semana.




8 comentarios:

Anita dijo...

Seguramente no sirva de nada pero te leo y me recuerdas mucho a mí. Con la diferencia de que ya no me siento así, pero lo he hecho, y creo que con un enfoque parecido. Sólo puedo decirte que las circunstancias cambian, aunque no sea ya. Paciencia.

Esteban dijo...

Si todo fuera como nos gustaría sería un poco rollo, no? Aveces nos va mejor y otras nos va peor pero hay que seguir y piensa que todo lo que nos pasa es por algo porque lo que no mata engorda o te hace más fuerte. Feliz semana y mes y año .........

Anita Patata Frita dijo...

Jo ya me había acostumbrado a tus post de buen rollo... ánimo, me tienes siempre aquí para lo que necesites.

Aydita dijo...

Las cosas nunca suelen ser como queremos! besos

Miss Primark dijo...

El señor Le Bon inspiró a Hitler, así que no le hagas mucho caso.

Si a él su destino le resultaba insoportable sería por sus malos pensamientos.

Así que a centrarse en lo positivo, que gracias a Dios es mucho más que lo negativo.

P.D. Pon una fotito de Café que soy una admiradora.

Anónimo dijo...

Yo creo que son los objetivos que nos vamos marcando, siendo conscientes o no de ellos, y una vez conseguidos necesitamos más!
Objetivo 1: encontrar trabajo, lo encontraste y ahora que llevas un tiempecito, quieres más! Algo mejor, algo que te guste, que te llene, en lo que puedas demostrar lo buena que eres en ese terreno...
Objetivo 2: sobreponerte a la ruptura y encontrar gente afin para pasarlo bien. Los encontraste, has pasado una temporada chula conociendo gente nueva, y ahora quieres más! No te llenan lo suficiente, quizás no son tan afines como creíste al principio, quizás buscar gente bien distinta a ti para ver las cosas desde otra perspectiva distinta a la tuya....

Todos hacemos lo mismo eeh! Nos vamos marcando objetivos, metas y una vez conseguidas siempre queremos más. Eso nos ayuda a evolucionar a crecer como personas. A encontrar nuevos retos!


Stela

Pilar V dijo...

Tras el invierno llega la primavera, aunque con el gorro calado y la bufanda como soga al cuello, parece demasiado lejana.

Un abrazo

Anónimo dijo...

tu situacion me recuerda a la mia,
el trabajo no me construye,
espero mas de los amigos y tristemente hoy, de mi pareja tambien!!