jueves, 4 de agosto de 2011

Reflexiones Superprofundas


Hoy: Una (otra) de reflexiones superprofundas, si no quieres seguir leyendo, te dejo que lo hagas.

Definitivamente tengo asumido que la báscula me domina.

La miro através de la ventana de la oficina y ahí está ella... controlando mi mente...

No es la primera vez que os he hablado de la báscula del almacén de mi trabajo. Hace ya bastante, hará un par de años por por ahí ya le dediqué una entrada. Pero vamos, que a día de hoy suscribo todas mis palabras.

Odio-amo a esa báscula. Me puede dar el disgusto más grande y la felicidad más absoluta en una sola mañana... porque, ¿sabéis qué? El cuerpo humano (o por lo menos el mío que hasta el momento tengo entendido que es humno salvo que mis padres me informen de lo contrario) es capaz de variar de peso en un kilo y medio en una sola mañana.

Así, como lo cuento.

Tú te pesas a primera hora de la mañana y te mueres del susto.

Te pesas a última y suspiras de alivio.

Por la tarde mejor que no te peses...

Y así una y otra vez. Entras en un bucle infernal donde la báscula es tu dueña y señora y no puedes hacer nada más que sucumbir a la belleza de su plataforma y al rojo brillante de su pantalla...

No pué sé, no pué sé...

Otra cosa que no me explico es: ¿COMO ES POSIBLE ENGORDAR TRES KILOS EN UNA SEMANA Y QUE LUEGO TE CUESTE MESES PERDERLOS?

No me lo explico y punto.

Dicen que todo lo que sube, baja y que todo lo que entra, sale (ejem), entonces... ¿por qué la grasa entra y luego no sale????

Llamaré a Iker Jiménez a ver si me lo sabe responder, que yo a día de hoy soy un mar de dudas.

Cambiando de tema.

Acaba de venir a verme mi amigo el sin-sangre.

¿Os acordáis que hace años (hoy estoy nostálgica miratú) os conté que tenía un fan? Pues ahora creo que tengo otro.

Este no es nuevo, es de toda la vida. No sé, me pensaba yo que tanto tiempo después y también después de haberme echado novio a este colega se le habría pasado "enamoramiento". Pero me da a mi que no... que sigue en las mismas.

Este muchacho nunca me dijo nada, ni antes ni ahora. Pero es que el pobre no tiene sangre ninguna oyesss....

No sé... Algunas veces he pensado que si en su momento este muchacho me hubiera tirado los tejos con gracia y salero (como hizo mi Lobo) le hubiera hecho caso. Porque es que además el pobrecico tampoco es guapo. Ni feo. A ver, me explico: a mi nunca me han gustado los guapérrimos (egobloggers dixit), sino que me han gustado los feetes con gracia o algo especial.

Así que si este pobre se lo hubiera currado lo mismo nos hubiéramos ennoviado, pero como el pobre no tiene sangre, pues así se ha quedado, compuesto y sin novia.

Hace unos meses tuvo una novia. ¡¡Aleluya!! Pensé. Pero al final nada de nada. Vino a contarme sus penas de que la chica le agobiaba y quería dejarla. Y la dejó.

Y después de dejarla volvió a hacerme ojitos.

Hace un rato hemos quedado por enésima vez en ir a tomar un café. Café que nunca llega y yo que me alegro, porque me temo que por una vez en su vida se le moviera la poca sangre que tiene y terminara diciéndome algo para lo cual tuviera que contestarle algo que no quiero.

Ea. Pobrecico.

Y con todo esto me ha dado por pensar la de ligues que me han salido a mi en el trabajo oyesss... Que parece que no, pero el el curro se liga un montón jaja!

No es por fardar, pero he tenido muchas visitas masculinas en la oficina con cualquier pretexto tonto con el simple objetivo de venir a verme.

Pero como yo siempre he sido muy pasota, no les hice caso a ninguno. Bueno, a alguno a lo mejor le hice un pelín más de caso, pero caso de una vez o dos a lo sumo. Y ya.

Y creo que esa actitud mía pasotesca es lo que me convirtió en "leyenda".

Una vez hace muuuucho tiempo un amigo mío me preguntó que si es que era lesbiana.

Así, como lo leéis.

Me dijo que como toda la cuadrilla me había tirado los tejos y yo no había querido nada con ninguno, que no le parecía normal... y que la única explicación que encontraban era que fuera lesbiana.

Por eso cuando me ennovié con mi Lobo (conocido de mi cuadrilla pero no amigo directamente) se sorprendieron tantísimo.

Supongo que ellos se pensaban que sólo le haría caso a un tío que estuviera superhipermegabuenorrísimo y como mi Lobo en un tío normalito, como ellos vamos, que no vamos a desmerecer a nadie, se quedaron descolocados.

Y les jodió lo que no está escrito. Porque yo para ellos era así como la vaca sagrada, que ellos no me tocaban pero tampoco dejarían que ningún otro tío lo hiciera.

Por eso, me consta que las primeras semanas de mi relación con Lobo, mis amigos trataron de boicotearla... pobrecicos. Qué monos!! jajaja!!

¿Que qué es lo que tiene mi Lobo que no tenían ellos?

Pues que me tiró los tejos con gracia y salero.

Y como digo yo siempre: Que mi novio es feo pero es mú salao.

A todo esto no sé ni como se ha derivado esta entrada hasta aquí.... pero bueno, es que cuando me pongo a reflexionar superprofundamente no sé ni lo que me puede salir.

AINSSS... no hay cabeza buena.

Feliz jueves.

Besos.



6 comentarios:

MORGAN dijo...

Tú y tus reflexiones... sin comentarios! Bueno, con comentario sí, que para eso estamos...
A mi tampoco me van los superhipermegaguapos, los veo como un pelín femeninos, vete tú a saber porqué. Aunque claro, no me extraña que a ti te intenten ligar todos... guapetona!!
Cuando Iker averigüe el misterio de las básculas por favor (por favor, por favor, por favooooooor) cuentamelo, porque para mi que la mía está poseída (será posible eso?)pero va al contrario: recién levantada es cuanto menos me pesa, pero ay! como se me ocurra tomarme un chupito de leche para desayunar!!
Besos

Ana dijo...

Entonces mi báscula es rara... a 1ª hora te pega el susto y a medida que avanza la mañana y digamos "vas haciendo visitas al baño" te quita kilo y medio porque sí jaja!!

A mi los guapos siempre me han dado mal rollo... uf.

Un besete guapa.

Anónimo dijo...

A mi tampoco me gustan los guapiiiiisimos, tambien los noto un poco femeninos e incluso me parecen aburridos, prefiero al españolito de a pie, con gracia y salero.
Lo de la bascula pienso igual que tu, es una extraña relacion amor-odio.Con la de casa ya tengo bastante si la llego a tener en el trabajo estría todo el día subida.
Por lo de tenerlos a todos loquitos no me extraña, ademas de salá eres inaccesible y eso los vuelve mas animales en plan caceria.
besitos.
Silvia

Zepequeña dijo...

Pero que miedito nos da la bascula... Estamos en operacion bikini durante todo el año. Al menos yo!

Zepequeña.

Pilar dijo...

A esa báscula ni mirarla hasta la doce y medida pasada, guapa.

Y a los sin sangre del mundo, pues eso que ni frio ni calor, y así, como que no.

No me encuentro muy profunda ¿será que estoy de vacaciones?

besos

Anónimo dijo...

A la báscula hay que subirse a primera hora de la mañana y sin desayunar jajaja yo la tengo escondida en el armario asi no la veo, me da miedo subir depues de las vacaciones jajajaja
Los guapos guapisimos sin gracia ni salero no valen na de na!!!!!
besitos
Stela