jueves, 18 de agosto de 2011

Esta mañana he asustado a un señor mayor (pero ha sido sin querer)


Lo intento, juro que intento ser una señorita fina...

Pero nada, no me sale. Al final sigo siendo y me temo que me moriré siendo una desarrapada.

Aunque tampoco pretendo ir asustando por ahí a señores mayores.... jolín... ¡¡que soy wena wena del tó!! ¡¡de verdássssss!!!!

Pero... pensándolo bien... no me extraña, porque si soy yo quién me encontrara esta mañana conmigo misma, probablemente hubiera salido corriendo para otro lado.

Os cuento.

Esta mañana al igual que todos los días, he salido a dar a Café su paseo matutino.

Estos días de verano suelo salir a pasear a Café recién salida de la ducha y todavía con el pelo mojado, así aprovecho para que se me seque al aire, no me acaloro con el pu*o secador, mi pelo lo agradece y ya de paso, madrugo un poco menos.

¿Problema? Que mi pelo fosco y amorfo, sumado a que llevo sin ir a la peluquería desde mayo (ya se sabe la playa, piscina etc etc etc, la vagancia también) y a día de hoy llevo un melenón que ni Jon Von Jovi en sus mejores momentos (pero en pelirrojo), secado al aire... me crea un luk digamos ¿horripilante?

Luego sí, que las benditas planchas (rowenta, que no tengo posibles para unas ghd) o la correspondiente trenza, coleta o moño, hace que mi apariencia asilvestrada vuelva a tornarse en algo más humano.

Pues eso, que me lío.

Esta mañana iba yo con mi melenón vonjovinesco por el parque con el perrete. Por qué no, estaban en marcha los aspersores regando el césped. Y por qué no, por la parte de la tierra había unos charcos de grandes como dos campos de fútbol. Aspersores + tierra = charcos de barro. Charcos de barro + perrete corriendo detrás de la pelota = Me he puesto de barro hasta la coronilla.

Cuando... de repente y no sé de donde, ha aparecido otro perrete. L@s que tengáis perros supongo que sabréis que estamos en época de celo y así están los pobres, más calientes que el cenicero de un bingo (bueno ahora no se puede fumar), entonces que el palo de un churrero.

El perro desconocido se ha lanzado con un poseso a intentar jincarse a mi Café. Mi Café que es un ligón pero dice que sólo con perras, que a él por detrás ni el bigote de una gamba, ha venido corriendo a refugiarse en mis piernas y claro, ante la cara de desesperación que me ponía el pobre ante la inminente violación por parte del otro chucho, lo he cogido en brazos.

Si no llevaba ya las piernas llenas de barro, ahora llevaba además las bermudas, la camiseta, las manos y los brazos. Pa verme oyes....

Viendo que el otro cansino no se iba, no nos ha quedado más remedio que salir huyendo del parque.....

Y el otro perro detrás. A esas alturas yo no sé si ya me daba más risa o pena la situación.

Yo, con mi melenón vonjovinesco, pringada de barro hasta arriba, con Café en brazos que parecía que le iba a dar un yuyu y el otro chucho detrás con cara de "¡¡ven pacá moreno, que te voy a dar lo tuyo y lo de tu ama!!".

Por fin conseguimos cruzar la calle en dirección a casa cuando he tropezado y....

SE ME HA ROTO LA CHANCLA

Si al melenón vonjovinesco (para colmo se me ha olvidado coger una goma para hacerme una coleta), el pringamiento de barro hasta la coronilla, mi perro en brazos igual de pringado de barro que yo y el perro violador detrás, le sumamos que he tenido que ir aproximadamente unos doscientos metros descalza hasta mi casa, aparte que con todo el follón se me estaba haciendo tardísimo e iba ya más cabreada que una mona...

Pues eso, que al llegar a una esquina me he cruzado con un señor mayor, que cuando me ha visto de tal guisa, ha pegado un respingo de susto y me ha dicho:

"Muchacha, ten cuidado"

No quiero ni imaginar lo que se habría pensado de mi el pobre señor...

El desarrapamiento me acompaña, ¿qué le voy a hacer?

Feliz jueves!!

Pd: Al llegar a casa he tenido que re-ducharme. Así que si ya llegaba tarde a trabajar, he llegado tardíiiiisimo.

Pd2: Mi cumpleaños es dentro de un par de semanas, si me queréis regalar las ghd os dejo, eins?





11 comentarios:

Anita Patata Frita dijo...

Jajajajajajaja, para verte nena! para verte XD

NIKITA dijo...

ay!! como te entiendo!!! recuerdo hace unos meses (en invierno) bajé a mi perro a un campo, una mala idea si tenía en cuenta que estaba lloviendo y todo estaba lleno de barro! mi perro pegó un tirón y yo salí volando y aterricé contra el suelo, rebozadita perdida...

Anónimo dijo...

jajjajajajjaja, eres total!!!
Y no hay una fotico del momento??jajajajjaaj.
Un beso!

MORGAN dijo...

Hija, lo tuyo sí que ha sido un mal comienzo de día en toda regla! Coincido en que tendría que haber foto del momentazo "persecución del perro violador"!
Anda, cuando acabes de trabajar vete de cañas y verás como te alegra el día.
Besos

Cris Ham dijo...

Ay que estrés me ha entrado leyendo hija! ,que yo me imagino un perro en celo corriendo detrás de mi y ya me dan los siete males

Ana dijo...

Anita, mejor no me veas...


Nikita, los perretes, la tierra y el agua son muuuuuy mala combinación. Sobre todo si ya te has duchado y tienes prisa jaja!


Anónimo, ea pues sí le podia haber pedido al señor mayor que me hiciera una foto con el móvil... jaja!!


Morgan, la verdad es que he empezado el día mu malamente... espero terminarlo mejor. La idea de las cañitas me parece magnífica jaja!



Cris Ham, un perro en celo es muuuuuuuy pesado. Bueno, más o menos como los hombres... jajaja!!
Menos mal que el mío es pequeñito (el perro)


Gracias a todas y muchos besitos!

INTERSEXCIONES dijo...

jajajaja
Hija mía, a mí me pasan estas cosas por la mañana y me pego un tiro de los mortales.

No me quiero ni imaginar las pintas que llevabas. Pobre señor:)

Aniña dijo...

jajajajaja qe grande eres!!!
si es que cuando los dias se cruzan...

Ana dijo...

Intersexciones, lo que no te mata te hará más fuerte... jajaja!!



Aniña, dicen en mi pueblo que "Cuando a Dios le da por dar por culo, hasta los santos culean".
Me encanta la filosofía rústica.


Un besazo reinas!!!

Anónimo dijo...

Jajajajaja pa verte!! Creia que los paseos matutinos con perrete eran más tranquilitos, jaja

Stela

Leonor de Parma dijo...

Querida Ana,dicen que la juventud es un divino tesoro, disfrutala al máximo que no dura siempre,pero la madurez en un diamante en bruto.Esto lo digo yo.

Hace mil años que llevo el pelo muy corto, lo cual no me impide lucir una preciosa melena pelirroja.
Tampoco tengo, ni he tenido nunca mascotas, con tener dos hijos voy servida.

Salir de casa sin pasar por chapa y pintura, es algo que no me puedo permitir, y tener que pasear un perro tampoco.

Cosas de la vida...