lunes, 17 de diciembre de 2012

Si me lo cuentan hace un año no me lo creo

Es curioso.

Si el año pasado hubiera dispuesto de una bola de cristal y hubiera podido ver mi vida a día de hoy... no me lo hubiera creído.

Porque las cosas cambian, que diría Bunbury.

No soy nadie para dar consejos, pero si hay algo que puedo decir con conocimiento de causa es:

Nunca perdáis la esperanza

No desesperéis ni intentéis forzar situaciones, porque tarde o temprano todo llega, todo se arregla y... sobre todo... no temáis a los cambios.

Perder, muchas veces, es GANAR.


Pd: Hay que ver y que intensa me pongo cuando quiero.

10 comentarios:

Anita Patata Frita dijo...

Ahora tienes que vivir intensamente... ¡yeeeeaaaah!

Ana dijo...

YEAAAAAAH!

Que ya está bien!!

X dijo...

Eso de la bola de cristal lo he pensado a menudo, cuando vivo situaciones que me doy cuenta de que habrían sido "inadivinables" solo unos meses atrás. Y pienso, si viera esa imagen en ese momento, jamás se me ocurriría cómo pudo llegar a darse. Pero se dan, porque, en definitiva, nuestra vida puede cambiar completamente en muy poco tiempo. Todo lo que hoy tenemos podemos perderlo, y encontrar cosas nuevas, en apenas unos meses.

Vamos, que estoy de acuerdo. xD

Ana dijo...

X, no lo habría explicado mejor!! :D

Mis Nenas. Eva R. dijo...

Me alegro saber que todo va ok. Y, Si, los cambios son duros, pero al final casi siempre compensan. A mi me pasa igual, si me lo cuentan hace un par de años, yo tampoco me creo mi vida a dia de hoy. He cruzado la treintena, con un anillo en la mano derecha, y siendo tremendamente feliz. Hace 3 años, ni siquiera le conocía! :-)

Si, la vida cambia, y mucho!!! Y es genial mirar atrás y estar satisfecha del rumbo que han tomado las cosas!!!

Ana, me gusta verte por estos lares, y saber de ti! :-)

Ana dijo...

Gracias Eva, a mi también me gusta estar aquí :)

Tequila dijo...

Yo creo que a veces SÍ es bueno perder la esperanza. Aferrarse a otra cosa y dejar de esperar algo que sabes que, en el fondo, nunca va a llegar... entonces puedes dedicarte en cuerpo y mente a otros menesteres y, ahora sí, como tú dices... todo llegará.

Besos!

Aydita dijo...

Ahora tienes que vivir la vida! besos

Ana dijo...

Tequila, no se trata de perder la esperanza en lo que perdiste o no tendrás nunca. Es no perder la esperanza en la vida, en el futuro...


Aydita, gracias.

Anónimo dijo...

Oleee me alegro mucho de tu vuelta y que disfrutes de tu nueva vida. Queda mucho por vivir y descubrir cosas nuevas, hay que aprovechar a tope!

stela