jueves, 27 de diciembre de 2012

Control

Es relativamente habitual que la gente me suela preguntar por qué voy siempre tan arreglada.

La verdad es que a mi me hace gracia eso del "tan"... Obviamente, la gente que me pregunta es que no ve los blogs de moda... jajaja, porque lo mío es de lo más normalito, pero bueno...

Pero, como no, me puse a reflexionar seria y superprofundamente sobre este hecho y, sí, conseguí llegar a una conclusión: 
Mi físico es lo único que soy capaz de controlar.

Supongo que vuelco todas mis energías en el cuidado de mi físico y mi imagen porque soy incapaz de controlar mis emociones.

Como buena virgo, soy tremendamente racional. Pero, al contrario de lo que dicen siempre sobre los virgo, no es que no me considere una persona emocional, sino todo lo contrario.

El problema es que cuando siento, siento con tanta intensidad que en algún momento, esas emociones llegan a superarme.

Por eso, puedo parecer fría y distante, reservada e incluso arisca. Todo coraza.

Como diría la canción: "Por pensar tengo un millón de cicatrices, soy un escudo, soy hipersensible".

El problema viene cuando bajo la guardia, rompo el escudo y dejo que mis emociones salgan a borbotones.

Porque, como todos sabemos... en la vida no toda emoción es agradable, y al igual que puedo amar intensamente.... las decepciones son mucho mayores... y sí, soy capaz de odiar con la misma intensidad que he amado.

El tener el tono cardíaco puro y limpio es lo que tiene.

Feliz jueves.




7 comentarios:

Atenea dijo...

Cómo envidio que puedas controlar tu físico. Yo siempre empiezo con ganas pero me puede la pereza. Y lo del peso ni hablamos, que soy un ansia viva y donde hay comida, ahí estoy yo.

Besos.

Anita Patata Frita dijo...

Por eso explotas porque te guardas mucho.

Aydita dijo...

A mi me gustaría saber controlar mi cuerpo! besos

Ana dijo...

Siempre queremos lo que no tenemos....


Y yo tengo que aprender a "dosificarme" un poco... pero no me sale.

Juanjo Morcillo dijo...

A mi me pasa siempre alrevés, que casi siempre voy en chándal.

Luego me arreglo los findes y claro parezco hasta guapo y eso que no lo soy xD.

Ana dijo...

Juanjo, sí que lo eres... pillín.

jordim dijo...

mi físico vive en otro planeta distinto al mío... :)