martes, 18 de diciembre de 2012

Defectos y objetividades

Hablando anoche con mi muso, en un momento de la conversación le comenté que para mi él es perfecto.

Me dijo que yo era una exagerada y me pidió que le dijera alguno de sus defectos.

Obviamente, le dije que no le veía ningún defecto, claro que... yo no puedo ser objetiva, porque le miro "con buenos ojos".

Le pedí que me dijera algún defecto mío... simplemente me respondió: "Tú no tienes".

Todo esto me ha hecho reflexionar superprofundamente y he llegado a la siguiente conclusión:

¿El desamor comienza el día que detectamos el primer defecto?

Llamadme romántica, tonta o simplemente X, pero creo que no podría amar (que no querer) a una persona que no me pareciera perfecta. 

Perfecta según mi criterio, claro.

¿Vosotr@s que opináis?

Buen martes!!

Pd: Querido muso, como podrás observar, esta entrada te la dedico.

11 comentarios:

MORGAN dijo...

Hola hermosa! Me alegro de que hayas vuelto con nosotros (vueeeeelveeeeeeeeee, a casaaaaaaa vueeeeeeeelveeeeeeeee....), me acabo de encontrar con tus nuevos posts y me los he ido leyendo uno a uno: pero qué bien te veo!
Bueno, a lo que íbamos: creo que lo que comentas, de percibir a una persona como perfecta, es consecuencia directa del amor o del estado de enamoramiento, llámalo como quieras. Lo malo (en mi opinión) es que es una percepción que no es eterna, y con el tiempo y la convivencia ese sentimiento de "pero qué perfecto, ideal y maravilloso es, madre mía!" se termina desvaneciendo. Lo que perdura no obstante, es mas complejo, y está por encima de los defectos. Obviamente, es solo mi opinión.
Besos

Ana dijo...

Yo pienso que las cualidades que detectamos al principio en la otra persona, con el paso del tiempo van siendo secundarias porque descubrirás otras que ensombrecerán a las primeras.

Lo que viste al principio ya no te parecerá para tanto... y sin embargo te seguirá pareciendo perfecto porque has descubierto que hay mucho más que las maripositas del principio.

Y si no lo hay... es que la relación está muerta diréctamente.

Cé. dijo...

Yo creo que todos tenemos defectos y que para amar a alguien de verdad tienes que saber verlos y aceptarlos. Lo contrario, lo de verlo perfecto, quizás suceda en la fase de enamoramiento pero se desvanecerá, y no significará que por ello ames menos. De todas formas supongo que es una suerte veros perfectos.

Ana dijo...

Quizá, debería apuntar que la "perfección según mi criterio" se refiere a: "tienes cosas buenas y menos buenas y aún así me pareces perfecto"

¿no?

Mis Nenas. Eva R. dijo...

Yo siempre he dicho, que no buscaba al hombre perfecto (ese no existe), sino al hombre perfecto para mi... Es decir, si sus cualidades a ti te parecen imprescindibles en una persona y sus defectos, que los tendrá a ti te resultan poco/ nada molestos... entonces esa es la persona ideal.


Como en esto, están los valores o las ideas de futuro. Si esas 3 cosas van en ese camino, como diría mi madre... "niña, vas en el buen camino"

Me alegra saber que hay un muso que te inspira!

Besiños!

Ana dijo...

Completamente de acuerdo contigo Eva!!

Ana dijo...

Gracias a mis mus@s me he animado a volver a escribir.

Es maravilloso tener gente que te entiende, te apoya y te anima a hacer lo que te gusta :D

Atenea dijo...

Yo creo que el amor verdadero es aquel que, aún viendo los defectos de la otra persona, te sigue pareciendo perfecta. O sea, tiene defectos, lo sabes, pero te dan igual porque es la persona más maravillosa del mundo. (ñoñería modo on)
Besos.

Aydita dijo...

Nadie es perfecto! besos

X dijo...

Quizá, más que no poder amar a una persona que no te parezca perfecta, no puedas no ver perfecta a la persona a la que ames. ;-)

Ana dijo...

X, a eso me refiero :)