lunes, 24 de diciembre de 2012

La Navidad y sus inevitables situaciones perfectamente evitables

No me gusta la Navidad.

No es que la odie así en plan odio-extremo-muerte-y-destrucción... pero no me gusta nada.

Para mi, la Navidad es una época de situaciones inevitables pero perfectamente evitables.

Las cenas de Navidad.

¿Qué vamos a contar de las cenas de Navidad que no sepamos todos ya? (incluído mi estómago)

Pero aparte de lo que viene siendo el comer y el beber... ¿¿qué necesidad tenemos de comportamos o soportar comportamientos de según qué personas o con según qué personas??

El sábado tuve una cena de Navidad. La de las compañeras de aeróbic. (Sí, sigo haciendo aeróbic)

Todo iba bien, hasta que, tras un pisotón fortuíto al monitor, fue el buen hombre y me suelta:

"Pues si tú me clavas un tacón de 12 cm yo te tengo que clavar a ti "otra cosa" de 12 cm"

¿Por qué?, ¿¿por qué??, ¿¿¿POR QUÉ???

Y lo peor de todo es que me lo estaba viendo 'de vení', porque varios días antes ya se encargó de interrogarme e informarse sobre si iba a acudir a dicha cena, si tenía pareja y todo ese tipo de informaciones que se necesita cuando uno quiere clavar cosas de 12 cm.

Obviamente, decidí hacerle un recorte y un adelantamiento por la derecha e ignorarle muy finamente, mayormente, porque quiero seguir yendo al gym sin que se me caiga la cara de vergüenza.

Afortunadamente no voy a tener cena de empresa. Menos mal. Aquí no se estilan esas cosas, empezando porque somos cuatro gatos y cuando digo cuatro, son cuatro no en sentido figurado sino literal, aparte que uno no puede desfasarse mucho porque está de guardia y otro tampoco porque vive a cien kilómetros de aquí.

Repito, menos mal.

Esta es la excepción, esta sí que es una situación inevitable que afortunadamente se evita.

Luego está el: ¿Con tu familia o con la mía?

¿Por qué?, ¿¿por qué??, ¿¿¿POR QUÉ??? empeñarse en juntar familia con la que no te relacionas???

Claro que, como yo estoy afortunadamente desemparejada lo veo así y (repito) afortunadamente evito la situación inevitable del ¿Nochebuena con mis padres y Nochevieja con los tuyos? ¿O al revés cariiii?

Y luego está el tema: ¿por qué mi madre se empeña en comprar marisco cuando a nadie de mi casa le gusta? 

¿Por qué?, ¿¿por qué??, ¿¿¿¿POR QUÉ??????

Cabe puntualizar que, en mi casa, consideramos marisco a mejillones, berberechos, almejas y langostinos.

Que despliegue, ¿verdad?

Pues sí, todos los años lo mismo, "máma (sí, con acento en la primera a) no compres gambas que ya sabes donde terminan, en sopa o en la ensalada", y todos los años lo mismo, "ay hija, ¿y como no echamos un puñaíco?"

Habiendo jamón y queso....

Podría pasarme la mañana entera enumerando razones por la que no me gusta la Navidad, pero tampoco es plan de desmoralizar a nadie, aparte que dudo mucho que un día de Nochebuena a las diez y media de la mañana, haya nadie leyendo blogs.

Con todo y con eso, quería aprovechar la ocasión para desearos FELIZ NAVIDAD a todos (a quién le guste y a quién no)


7 comentarios:

Aydita dijo...

Yo evito muchas situaciones incomodas directamente! Feliz noche buena!^^ Besos

Ana dijo...

Igualmente guapa!
Besos!

MORGAN dijo...

A mi los últimos años tampoco me entusiasma la navidad... será cuestión de la edad, porque de pequeña me encantaba.
La suerte que tengo es que no tengo familia política, y a mi pobre marío le toca aguantar a la mía. Que digo yo que qué de especial tendrá juntarme a cenar en nochebuena con ellos si nos vemos todos los días a la hora de comer y cenamos juntos una vez por semana.
Besos

Ana dijo...

Y obligatoriamente comer gambas, aunque no te gusten jus jus jus

Pilar dijo...

Cualquier Noche es buena, si te lo propones, y esta aún con gambas.

Un beso enorme

Ximo Roselló Lorite dijo...

acabo de encontrar este blog, ya ves tú, desde 2007!!

me encanta ajaja

en mi casa tenemos una prima tiene un ODIO ETERNO AL MARISCO, llámese berberechos, mejillones, gambas...

y tooooodos los años mi abuela le enrosca un plato de gambas en las napias y siempre se escucha aquello de, ui hija, que no te gustan??

qué haríamos, y valga la contradicción, sin esos momentos únicos pero que se repiten cada año??

un saludo!! te leeré siempre!

Anita Patata Frita dijo...

Feliz Navidad linda!!!

¿perdona clavarte qué? Madre del amor hermoso como se pone la gente ¬¬

Pd.- A mi sí me gusta la navidad