jueves, 18 de abril de 2013

¿Y tú qué querías ser de mayor?

El otro día el Muso me comentó que pasó por la puerta de su antiguo instituto y por la calle donde cuando era adolescente se juntaba con sus amigos a arreglar el mundo y fumarse sus cigarricos a escondidas.

Me dijo que se visualizó a si mismo de adolescente viéndose pasar a si mismo de adulto y se preguntó qué pensaría su yo adolescente de su yo adulto al verse pasar. Si se hubiera imaginado a si mismo en la actualidad, a sus treinta y dos, con ese coche, ese traje, ese trabajo y ese peinado.

La verdad es que yo tampoco recuerdo cuando tenía catorce o quince años e iba al instituto, cuando me saltaba la clase de turno para irme al parque de al lado a hacer el mono... como sería a mis treinta y uno.

No recuerdo si en ese momento me pararía a pensar en como sería mi futuro ni en qué quería ser de mayor.

Entonces le pregunté: "¿Pero te gusta tu vida?"

Y él me dijo que probablemente si se hubiera dedicado a lo que era su "sueño" probablemente a día de hoy sería mucho más ambicioso, pero que tal y como ha sido su trayectoria y en el punto que se encuentra ahora  podría decir que se conforma con lo que tiene. Que no es que sea absolutamente feliz pero que ha aprendido a apreciar lo que tiene a y a valorar los pequeños detalles de su día a día. Siempre se puede aspirar a más, por supuesto, pero no por ello hay que menospreciar lo que se tiene.

No sé cuantos de vosotr@s vivís la vida de vuestros sueños. Me explico, si vuestra vida actual a vuestros veintitantos o treintaypoco o treintaymuchos es la que os imaginabais cuando teníais catorce o quince e ibais al instituto.

Por mi parte... la verdad es que como desde bien jovencita supe que no iba a estudiar una carrera, quizá no me "molesté" en tener una vocación. Aunque también es cierto que el trabajar "en una oficina" (que diría mi madre) tampoco era una idea que me disgustara, no lo voy a negar. Y que desde los diecisiete hasta ahora sea a lo que me dedico... será por algo.

Mi vida no es "de ensueño", pero... tampoco necesito más de lo que tengo.

Además que, los treinta o treintayalguno cuando eres adolescente te parece que es el fin de la humanidad... pero yo, la verdad, siento que esto acaba de empezar.

Y vosotros, ¿sois lo que queríais ser de mayores?

Buen jueves.


13 comentarios:

MORGAN dijo...

Yo de niña y adolescente quería ser científica. Me imaginaba cruzando los mares al estilo Cousteau (pero en chica mona, claro) recogiendo muestras y analizandolas en microscopios, vistiendome de buzo.... y mira, pasé por la universidad, me desencanté y terminé en algo que nada tiene que ver y además, al ladico de casa (con el glamour que tiene cruzar los mares).
Si al final, nunca se sabe lo que nos va a deparar la vida...
Besos

Ana dijo...

Pero te pregunto lo mismo que al Muso ¿estás contenta con tu vida? He ahí el dilema.

Bueno, el estar al lado de casa hace mucho... jejeje

Adolestreinta dijo...

Yo lo que quería ser de mayor era feliz, y ahora me doy cuenta que quizás no era tan fácil, y que soy demasiado inconformista para ser feliz. Pero aún así lo sigo intentando :)

www.adolestreinta.com/2013/04/el-karma-vol-ii.html

Ana dijo...

Yo pienso que la única manera de ser feliz es no pensar en ello, simplemente disfrutar el momento y de lo que tienes y de quién te rodea... sin estar pensando si "ya ha llegado mi felicidad" o no.

Supongo...

Aydita dijo...

Yo quería ser Médica! besos

Anónimo dijo...

Jo , pues ni te cuento cuando llegues a la edad "indefinida"... ahí es que todo parece que acaba en picado, si es que en el fondo la vida es una montaña rusa!
Carpe Diem!!!

Lileth dijo...

Ni de lejos se parece mi vida a lo que soñé. Y pienso que ya es tarde.

Ana dijo...

Y vuelvo a preguntar: ¿No estáis contentas con vuestra vida?

Maria dijo...

Que buena reflexión...
A la pregunta eres lo que pensaba que ibas a ser ...NO rotundo.

Si soy feliz. Ahora creo que sí. Ahora sí estoy contenta con mi vida, después de una dura etapa en la que no me encontraba agusto en el trabajo que realizo, en el ambiente que me movía, en general nada me satisfacía.

Que paso? Pues lo que hablas en este post...me dí cuenta (no se ni como ni cuando ni porqué) que siempre me fijaba en lo malo o feo de las cosas... abrí el punto de visión y me he dado cuenta que tengo un montón de cosas buenas en la vida, gente majísima y quizá no tengo el trabajo que yo pensaba...pero tengo y lo intento hacer lo mejor que puedo y eso me hace sentir bien.

Y soy consciente que no soy ni estoy dónde pensaba en mi adolescencia...pero estoy bien, con un chico genial y tengo suficiente cosas para sonreir todas las mañanas.

La felicidad en mi modo de entender son momentos... pues yo los tengo, y hoy....me vale.

Uma dijo...

pues yo soy lo que quise ser, auqnue nunca lo imagine demasiado concretamente nada...y si, soy feliz y no lo cambiaba por nada...más feliz de lo que imaginé pq yo soñaba con una profesión y me he encontrado con una familia además...
hay muchas variaciones con respecto a lo que imagineé, la teoria era más bonita, menos cansada, más ambiciosa, más reconocida...ahora es mas real...pero no me amarga...
Besos

Jorge Blaschke dijo...

Me conformo con llegar a ser mayor...
No es poco.
Como diría una de Albacete: "Reflexión super profunda"

Iranzu dijo...

Yo directamente pensaba que no me iba a "hacer mayor" nunca, así que no sé decirte si mi vida se corresponde con la que imaginaba durante mi adolescencia.
Se puede decir, que soy feliz, tampoco soy especialmente ambiciosa, tengo un trabajo como el tuyo (mi abuela estaría orgullosísima, porque para ella esto sería "un trabajo elegante" jejeje), y mientras no nos falle la salud ni el trabajo a la familia y amigos, felices todos (en la medida de lo posible)

Un besico

Ana dijo...

Yo soy consciente que soy mayor nada más que porque tengo el doble de años que entonces... pero por lo demás, me siento igual jeje!!