jueves, 7 de febrero de 2013

La "llamada"

Madre: ¿Sabes? ¡¡Sara ya dice papa!! ¡¡Además que lo dice clarísimo!! ¡¡Qué bonica!! ¡¡Con esa vocecica que tiene!! (chorreando baba)
Yo: ¿Ah sí??? Oooohhhh... ¡Ea, pues a disfrutar del momento! Porque me parece que va a ser la única nieta que va a pisar esta casa...
Madre: Hija mía, no desesperes.
Yo: ¿Eins?
Madre: Siempre puedes hacer igual que la Mónica Cruz...
Yo: Mama, que no es porque no "pueda" embarazarme, es que no quiero.
Madre: Ah.

Y es que mi madre no entiende que yo no he venido a este mundo para ser madre.

O al menos, es lo que pienso por el momento.

Ya he hablado de este tema en el blog en más de una ocasión. Y siempre digo lo mismo: que no quiero ser madre "de momento". El caso es que va pasando tiempo y ese "momento" no llega.

No llegaba cuando tenía pareja, así que ahora que no la tengo, menos aún.

Porque si hay algo que tengo claro, es que lo que no quiero ser es madre soltera. Llamadme antigua, conservadora o como queráis. Pero si algún día decidiera traer un hijo a este mundo, me gustaría que fuera dentro de una familia. Una familia tradicional, me refiero.

Que yo no tengo nada en contra de las maternidades en solitario, todo lo contrario. El ser madre soltera mediante fecundación me parece una opción maravillosa para quienes sientan "la llamada" y no quieran depender de la otra "parte contratante".

Porque lo que sí es cierto es que, tal y como están hoy en día las cosas y teniendo en cuenta que las parejas no duran nada... el tener un hijo es garantía casi segura de que ese niño, tarde o temprano va a vivir "entre dos tierras". En casa de papá y en casa de mamá, no en "casa".

Y yo no quiero eso para mi hipotético hijo.

Así que, lo siento mamá... pero más te vale que disfrutes de Sara...

Buen jueves.

Pd: Antes de que me digáis nada... ya sé que cuando una pareja decide tener un hijo no están pensando en que se van a separar... son cosas que pasan y ya está.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta claro tu objetivo.. pero como tu bien dices no es ni momento ni tu situacion sentimental es la mas apropiada,pero eso no quiere decir que no lo vayas a realizar.
La vida da muchas vueltas y de que te des cuenta gira 180º.
Besitos
Lauras

Aydita dijo...

Eso depende de ti! besos

Cruela dijo...

Está bien tener las ideas claras, de momento no quieres ser madre, de momento, quizás llegará el momento en que sí.... lo principal es tener las ideas claras y tú las tienes...
Besos

Mis Nenas. Eva R. dijo...

Llegue o no llegue ese momento llamada, lo que hay que tener claro es que los abuelos son así... que si tienen un nieto, quieren otro...

Que por ahora no sientes la llamada? Es una opción, la misma opción que tener un hijo. Ni por una ni por otra, no hay que disculparse ni dar explicaciones.

Yo siempre quise ser madre, cuando no tenia pareja estaba dispuesta a ser madre soltera, con el sacrificio que ello conlleva. He tenido suerte y tengo pareja (bueno, marido, que no me acostumbro), y si, sigo sintiendo esa llamada.

Es una opción, ni mejor ni peor, es la tuya y punto (eso si, consejo de hija... no le des esos disgustos a tu madre, mujer... déjala que sueñe con nietos, lleguen o no...)

Besiños,

Eva

Mar dijo...

¡Como te comprendo!
Yo siempre decía lo que tú: "De momento no quiero, ya veremos lo que pasa".
Lo seguía diciendo con pareja, también cuando me hicieron fija en el trabajo (qué pesada se puso mi madre con que era el mejor momento para ser madre".
Poco después tuve un sobrino, unos amigos muy cercanos fueron padres y, lejos de darme ganas, descubrí que no me apetecía nada ser madre, es más, que no tengo paciencia con los niños.
Y según me acerqué a los 40 mi posición se decantó. Si no me apetecía antes, ahora menos (y llevo ya 12 años con mi pareja), y no matizo en absoluto mi negativa con un "de momento".
Y encima, para rizar el rizo, me quedo en paro y llega mi cuñada y me insiste en que es una "ocasión ideal" para quedarme embarazada.
Dejando aparte que NO QUIERO (perdón por las mayúsculas), claaro, es ideal, así en vez de dedicarme a prepararme y buscar trabajo estoy absolutamente dedicada a eso y además elevo taanto las posibilidades de que me vuelvan a contratar...
¿Tan difícil es entender que a algunas personas no nos gustan los niños? ¿Y que precisamente por el bien de esos niños sería mejor que no los tuviéramos? (o adoptáramos)

Ana dijo...

Mar, todavía matizo con el "de momento", pero creo que finalmente optaré igual que tú.

Además... que laboralmente no lo veo nada claro...