lunes, 6 de febrero de 2012

Perdonadme que estas últimas entradas tengan mucha foto y poca letra. Tranquis, que no me estoy convirtiendo en eb ni nada de eso, símplemente es que no tengo muchas ganas de reflexionar, ni superprofundamente ni superficialmente.

Por un lado me alegro, porque durante el último mes no he hecho nada más que darle vueltas una y otra vez a lo mismo y no me salían nada más que entradas malrolleras, y como que me he hartado ya de eso, como que paaaaaassooooooo yeah.

Este fin de semana, ante las previsiones meteorológicas y que las compañías de salidas de sábado no estaban por la labor, decidí ir a comprarme una revista tocha para pasar el rato entretenida.

Me fui al estanco (con el chándal encima del pijama) de mi calle y me puse a mirar entre todas a ver cual llevaba el regalo que me molara más.

Sí, sí... no me miréis así, que seguro que más de una y más de dos de las que estáis leyendo esto os compráis las revistas de "¿moda?" a razón del regalo que llevan... No me vengáis ahora a decir que os la compráis porque sois unas superentendidas...

Pues eso, que si una llevaba un neceser plasticoso, otra un paraguas plasticoso, otra otro paraguas plasticoso con gorro a juego (¿mande?), otra un suplemento de nosequé de moda que a mi me importa un pito y la que me cogí que no sé ni de lo que va, pero que llevaba dos suplementos y un pintauñas azul oscuro. Y como llevaba tiempo con ganas de tener un pintauñas azul oscuro pero no me lo había comprado antes porque a uno que yo me sé y que no quiero nombrar no le gustaba que me pintara las uñas, me la cogí.

Uno de los suplementos de la revista es de decoración... Creo que ahora me estoy dando cuenta de lo que me gusta la decoración... y ¿sabéis qué? que me ha sobrevenido una necesidad imperiosa de comprarme una casa. Si querid@s, quiero una casa... ¡¡y la quiero ya!!

O un piso... Pero es que me encantan los adosados, ¿qué le voy a hacer? Aunque todo el mundo me dice que es un coñazo ir todo el día escalera arriba escalera abajo.

Aparte que los que me gustan cuestan un riñón y medio y no sé yo si en el momento que fuese a ir a pedir una hipoteca yo, una persona sola con un sueldo poco más de mileurista...

Mi madre me dice que me compre un piso en un edificio que van a construir enfrente del Corte Inglés, y yo le digo que si en el cartel de la constructora no ha leído el letrerito de "acabados de lujo". Acabados de lujo=unos cuantos miles de euros más porque sí. Que a mi me da lo mismo que en el portal haya mármol o granito, y por lo que me cuesta el mármol me compro el adosado y luego pienso en lo de las escaleras... y esto se está convirtiendo en todo un círculo vicioso.

Así que de momento lo que voy a hacer es ir a registrarme otra vez en los Registros de Demandantes de VPO del Ayuntamiento y la Junta CLM, a ver si cae la breva y me toca... y como ahí no tengo que elegir, sino que me tengo que quedar con el que me toque, pues eso, trabajo que me ahorro.

Ayer me avisó una amiga de las que todavía tenía embarazadas que ya había parido, así que por la tarde me fui a conocer a la criaturica. Más moooono él, pero rico, rico de verdad y no es porque sea sobrinito postizo eh? jaja!

Así a lo tonto me voy a convertir en toda una experta en bebés, con lo poco que me gustan que había tratado antes con ellos. Entre mis amigas, las cuñadas de mi hermano y mi propia hermana, sólo veo ecografías y niños y niñas por todos lado... ¡¡hala!!

Aunque por un lado que una gran parte de tus amigas sean madres o estén apunto de serlo mola, porque les cuento mis penas y con esto de que están sensibles y tampoco se van a ir corriendo, me escuchan... jajaja!!

Es curioso cuando llega el momento en el que te das cuenta quién son tus amig@s de verdad y quién sólo son personas que van "de paso" por tu vida. Más de una sorpresa me he llevado yo, vaya que sí.

Y así como quién no quiere la cosa se ha pasado otro fin de semana.

Sólo espero que el mes de febrero se pase pronto.

¿Os he contado alguna vez que odio febrero?

Bueno, pero eso será ya otro día.

Feliz comienzo de semana.


12 comentarios:

Uma dijo...

Pues a mi febrero me gusta, cumplo años entre otras cosas, aunque este febrero estoy por cambiar de idea...
La decoración engancha asi que ten cuidado... Desde que me compré el piso estoy enganchada y de vez en cuando tengo que ir y comprarme una revistilla...¡vamos que quiero cambiarme de casa pq no me queda ni un hueco donde poner otro zarrio decorativo!
y oye...lo de comprar revistas por el regalo...sobre todo con las agendas en diciembre enero...lleva 2 años ganando la Telva, que da unas agendicas muy apañadas...
y en verano el que mejor chanclas me vende...asi que el que este libre de pecado que tire la primera piedra!
Besos

Ana dijo...

Siempre "opto" por la revista que regala algo de cosmética, yo soy más de potingues jaja!!

Todavía no he probado las chanclas de revista... Lo que me da mucha curiosidad son los bikinis que regalan, siempre he pensado que en el momento que te metieras en el agua con alguno se desharía automáticamente, así como si fuera de papel... jijii

Los fulares también me gustan, ves?

Y respecto a la decoración, de momento ya he avisado a mi madre que le voy a desvalijar media casa... ¿y que culpa tengo yo si ahora se llevan los espejos con el marco dorado?

Wed* dijo...

Tu no sabes que en el momento que sales a la calle en chandal a algo que no sea hacer deporte has tocado fondo??? Te lo digo por experiencia. Hace un año, hubo una tarde que me quería morir literalmente porque este mundo hay gente mala y fea, te lo digo yo y me fui al chino en chandal, con el pelo mojado y sin rímel y si, había tocado fondo... Desde entonces todo ha sido subir (again) no vuelvas a salir en chandal nunca!

Y si comprarte un piso/casa porque te costara mas pagarlo pero será solo tuyo. No hay nada peor que deberle algo a alguien.bueno si, el chandal

Ana dijo...

Wed, el chándal es lo único que me puedo poner encima del pijama mujer... y para ir al estanco que está a cien metros de mi casa... joooo.... no me riñaaaasss....

(jajaja)

Ea, pues te voy a hacer caso, de aquí p'alante to p'arriba jeje!

Un besete guapa.

Wed* dijo...

Tu it-dog es monisisimo

Anónimo dijo...

Yo tb me quedo las revistas que tienen regalito, fulares y muestras de perfumes jajaja chanclas bikinis y neceseres plasticosos como que no!!

Como bien dice uma la decoración engancha, mi economia no me lo permite que si no, yo pondria patas arriba mi mini pisito cada dos por tres jajaja

Besitos
Stela

Esteban dijo...

A mí los adosados no me gustan mucho, eso de 2 ó 3 plantas no me gusta, yo prefiero una casa de una planta. Pues a mis febrero me encanta, son los carnavales!!!!!! Un besito y buena semana.

Patri dijo...

A mí febrero me gusta, creo que es porque pasa rápido. Los meses largos no me gustan, enero no me gusta, pero ya se ha acabado ¡por fin!

Y lo de comprar las revistas por el regalo, toda pero que toda la razón... yo no suelo comprar muchas, pero cuando las compro, algún criterio tendré que seguir ¿no?

Besotes

Mirna dijo...

Veo que no soy la única que odia febrero! Seguido por septiembre son dos meses que odio, y la verdad es que no sé muy bien porqué! Y sí, las pocas veces que he comprado revistas también las he elegido en función del regalito :)
Besos

susanna dijo...

Pues a mi como que me da igual los meses lo que no me gustan son los últimos dias de cada mes,por lo de llegar a fin de mes que yo si llego lo que no me llega son los euros,el chandal como es tan comodo el jodio pues abusamos de el, yo cada vez menos y lo de la casa pues los adosados son muy bonitos,tienen un sotano muy grande pero tienen una panza escaleras que ahora a lo mejor te da igual pero cuando pase un tiempo te acuerdas de un pisito todo en una planta yo lo prefiero,bueno guapa de todas maneras es un buen proyecto lo de comprarte algo para ti. Besos

Ana dijo...

Mi abuela decía: "Febrerillo el corto, un día peor que otro"

Por algo lo diría la mujer...

Ana dijo...

Me molan los adosados por el jardín y los sótanos grandes. Pero estar todo el día subiendo escaleras tiene que llegar un momento que te tienes que hartar... Así que me "conformo" con un piso con una terraza grande, o mediana, o pequeña... vamos, que me quepa una maceta jaja!