lunes, 20 de febrero de 2012

Joven

Hasta hace poco tiempo he vivido creyendo que tenía un problema.

He vivido varios años pensando que lo mío no era normal, que era una inmadura patológica.

Y, ¿sabéis qué?

Que ahora me estoy dando cuenta que el problema no era yo, sino que he estado mucho tiempo rodeada de viejos. Y no viejos de edad, sino viejos de espíritu.

En una entrada a finales de año os contaba que me sentía como si hubiera hecho ya todo en la vida, ¿recordáis? Y es que efectivamente era así. Me sentía como si ya hubiera llegado al tope de la vida y a partir de ahí, fuera todo cuesta abajo, no sé si me explico.

Porque claro, yo me paraba a pensar... que no podía ser, que mi vida de 'joven' no podía terminar ahí... los planes, los sitios, la gente... el ¿futuro?

Ahora desde la distancia incluso estoy observando que, frivolidades aparte, la persona con quién compartía mi vida se empeñaba en vestirse como un viejo, comportarse como un viejo y juntarse con gente vieja. 

Y a mi no gustaba eso, aunque la comodidad me impidiera verlo.

Aparte de otras tantas cosas más...

Probablemente si hubiera continuado con esa vida nunca lo hubiera visto, e incluso sería feliz a mi manera. De hecho, ni critico, ni reniego de como ni con quién he pasado estos últimos años, es más, le deseo que continúe por su camino tal y como un día lo trazó y que este desemboque en la felicidad plena con la persona adecuada.

Afortunadamente para mi, he descubierto que no porque tengas treinta años o más, estés casado, en pareja, con niños o en casa de tus padres, con trabajo o en el paro, significa que un día 'debas' dejar de ser joven.

Juntarte con tus amigos, salir, reír, bailar, jugar... sin que tengas que avergonzarte por ello.

Aún soy joven y espero serlo mucho tiempo más. 

Después ya veremos.



22 comentarios:

Iran dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Ana, como casi siempre!!
Lo que te hace "joven" son las ganas de disfrutar, de hacer cosas q te llenen, de relacionarte con tu gente, de hacer planes... Yo creo q es cuestión de actitud a la vida
Aunq ahora q estoy a puntito de cumplir 29, veo q ciertas cosas q hacía hace unos años, ya no es plan... q aveces los domingos me los pasaba abrazada a taza del wc, y q quieres q te diga, ya no me veo en esa situación.

Un besiko!!!

Ana dijo...

Una cosa es pasártelo bien y otra muy distinta son los excesos. No siempre deben ir relacionados precisamente.

La chica de las flores. dijo...

Estoy muy de acuerdo contigo.

Es una de las grandes diferencias que tenemos las personas... se podría hacer una clasificación unicamente usando ese criterio viejo-joven, obviando la edad...

Yo tambien me considero en el grupo "joven", aunque éste abril cumplo ¡38!.

te diré que aunque una contraiga responsabilidades y encuentre menos tiempo (y dinero) para ciertas cosas como salir, viajar... puedes seguir haciéndolo y darle tu "toque" a la monotonía...

Así que eso de que ya no tienes nada por hacer ¡ni lo sueñes!!

¡Besicos!

Ana dijo...

A eso mismo me refiero, Chica de las Flores, que el tener una edad no significa que obligatoriamente te tengas que acomodar.


Todos tenemos responsabilidades, terminamos cansados, estresados etc. pero... ¿no puedo disfrazarme de carnaval? ¿o ir un sábado a bailar? cosas así...

MORGAN dijo...

Conozco gente (matrimonios incluso) que ya están bien avanzados en la sesentena y tienen el espíritu de auténticos muchachos. No es que sean infantiles, sino que disfrutan de la vida como si no hubiese mañana, con toda la despreocupación y alegría del mundo.
Al final, solo se trata de ver la vida y los hechos cotidianos con un poco de buen humor y buscar una chispita de felicidad en todo lo que hacemos.
Besos

Sasha dijo...

Más que actuar como un viejo, lo peor es pensar como un abuelo, un antiguo, mentalidades cerradas y muchos estereotipos/prejuicios marcados.
Lo que nos hace jóvenes es mostrar ilusión hasta por un plato de macarrones.
Por cierto, Café muy gracioso.
BSS
teresa

Aniña (@vampyevil) dijo...

Sé de lo que hablo, con la única diferencia que yo no le llamo viejos de espiritu, sino amargados...
un besote

Ana dijo...

Aniña, yo no los llamaría amargados, porque cuando uno es feliz con la vida que ha elegido no está amargado.

Símplemente son maneras diferentes de entender la vida, no hay que alabar ni criticar, sólo respetar.

Uma dijo...

pues es una buena reflexión!
Besos

Angel dijo...

Ole Ole y Ole, asi me gusta con determinacion.
Me encanta verte con Energía para dar y tomar

El respeto siempre lo primero.

Esteban dijo...

A parte de que eres muy joven, la edad no es la que marca tu DNI!! si no la que marca tu espíritu, haces muy bien en hacer estas reflexiones sobre tu resiente pasado, pero si no estáis juntos ahora sera por que sera lo mejor para ambos, también hacerte estas reflexiones ahora puede ser un síntoma de buscarle un motivo a vuestra rotura y así te proteges de tus sentimientos asía él. Pero seguro que sigas con el o no harás lo mejor. Ademas por lo poco que te conozco pienso que eres una chica que vales mucho y te mereces que alguien te haga todo lo feliz que te mereces!!! Y si no encuentras a nadie (que seguro que lo encuentras) también se puede ser feliz sin pareja,ademas mejor solo que mal acompañado. Un beso

Lileth dijo...

Coooñe, pues me ha pasado que, desde casada, hay gente que de pronto quiere tener planecitos conmigo "de parejita", hacer visitas a mi casa para merendar... ¿Perdona? ¡Lo que yo quiero es salir a tomarme unas cañas!

Joven siempre, chati, mientras te lo pida el cuerpo.

Carlos MxAx dijo...

totalmente de acuerdo, siempre lo más importante es ser joven de espiritu...

igual que a ti, a veces veo compañeros de universidad, y ya son todos unos viejos, y me veo a mi, sigo siendo joven, visto como joven, pienso como joven, en un principio crei que no habia madurado, que estaba desfazado, despues me percate que ellos eran los viejos de alma, y tu texto confirma lo pensado...

saludos!!

S dijo...

bueno yo lo hago y me lo paso en grande...porque cambiarlo? al final es lo q t llevas lo q disfrutas

Pilar dijo...

Después ya veremos, mientras vive, disfruta, ríe y cuando toque llora, que el paquete viene completo.

Un abrazo

Mirna dijo...

Completamente de acuerdo contigo! Voy camino de los 27 y cada vez que voy de visita a España y quedo con mis amigas muchas veces resulta deprimente. Su concepto de pasarselo bien se basa en quedar a tomar cafés y hablar de la decoración de la casa y lo complicado y agobiante que resulta decorarla. No quiero ni pensar como será cuando se casen/empiecen a tener hijos. Siempre he dicho que cada edad tiene sus cosas buenas,no por cumplir años hay que amargarse por "hacerse viejo". Simplemente hay que disfrutar de las cosas y no "apalancarse" por cumplir años.

Besos

Anónimo dijo...

En toda ruptura existen varias etapas :
Aceptación de que es posible no volver, pero con la opción de que haya alguna alternativa futura, intentando dejar puertas abiertas y que no se condene del todo la relación a un final definitivo.

Cuerpo ocupado = mente distraida:
Puede que suene a tópico, pero tener el cuerpo ocupado hará que la mente esté ocupada y nos veremos en muchas ocasiones, viendo con no estamos pensando en esa persona, ya que la actividad que estamos realizando requiere de nuestra atención completa.
Los Isi:
Pero claro, no siempre puedes estar con gente y haciendo cosas para tener cuerpo y mente ocupados, entonces empezarás a pensar en los “isi”.
Y si hubiera tenido paciencia...Y si no la hubiera obligado a... Y si la hubiera perdonado... Y si la hubiera dejado salir con... Ahora estaríamos juntos.
La Ira:
Después o durante estas dudas que todos tenemos, llegarás al la “Ira” en la que echarás la culpa a la otra parte de todas tus desgracias, empezarás a llamarla por nombres despectivos cuando hables de ella/el.
Resumiendo:
Bien, ahora ya, seguro que nos sentimos identificados con alguna o con todas las sensaciones que he descrito hasta ahora.
Ahora comencemos a diferenciarlas.
Como cada persona es un mundo, puede que a cada uno le lleguen de diferente forma, pero lo que está claro es que hay señales que indican cual es la fase en la que estamos.

Besitos
Lauras

Ana dijo...

Lauras, me gusta el resumen de fases que has descrito. Soy consciente que ya he pasado por un par de ellas.

Aunque no estoy de acuerdo contigo en lo de la fase de "ira". No te voy a negar que sí que me he sentido muy defraudada, pero no por ello quiero culpar a él ni a nadie de que ahora no estemos juntos.

Afortunadamente soy muy consciente que él y yo somos personas totalmente opuestas en carácter y en la manera de enfocar la vida, ni más ni menos.

Tuve una temporada en que estaba bastante acomplejada por mi inmadurez, pero ahora sé que no es ningún problema ni complejo porque gracias a Dios últimamente estoy conociendo amigos nuevos (casados, solteros, con hijos etc.) que tienen un carácter similar al mío.

Ana dijo...

En la foto de la entrada anterior donde estamos disfrazados somos todos treintañeros, algunos casados, con hijos, maestros, informáticos, parados, una embarazada...

¿Por eso no dejamos de divertirnos?

WEYSA dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, yo me caso este año y voy a seguir siendo como soy yo, me da pena ver como amigos mios que se han casado, decirme que ya no salen porque es "lo que toca" son cosas que no entran en mi cabeza, como si al casarte es como si ya se hubiera acabado tu vida y yano tuvieras derecho a nada y ni siguiera a divertirte...

Anónimo dijo...

Buena reflexión, tienes razón juntarse con gente dinámica y positiva, con ganas de reír, salir, divertirse, viajar, aprender.... Te cambia el caracter, te hacen sentir bien y con ganas de hacer un millón de cosas!!!


Besitos
Stela

Ana dijo...

Stela, en ello estamos jeje!