lunes, 12 de diciembre de 2011

Volver a la normalidad

No llevo un ritmo constante de actualizaciones, ya lo sabéis... Pero hoy, no sé por qué, tenía muchas ganas de publicar algo nuevo.... y como casi siempre, no se me ocurre nada.

Por fin se ha acabado la semana del sí-no. ¡¡Por fín!!

Estaba deseando que terminara, volver a la normalidad.

Porque si hay algo que me toca los coj***s en esta vida, son los festivos. A mi eso de que me trastoquen los horarios... como que no eh?

Juro que esta semana se me ha hecho e-ter-na.

Eso de salir un día, trasnochar, al día siguiente no, beber, comer más de la cuenta, trabajar y no hacer ejercicio todo revuelto en la misma semana me desgasta mucho. Me agoto.

O será que ya venía agotada de antes... Así estoy, que ayer domingo estuve todo el santo día literalmente durmiendo. Vamos, que al mediodía si me descuido meto la cara en el plato de gachas.

Tantas emociones en tan poco tiempo me estresa mucho... qué le voy a hacer. Pero es que soy capaz de cambiar de ánimo en microsegundos.

El sábado me fui a la pelu. Ahora ni llevo flequillo, ni soy pelirroja. Y salí contentísima porque me veía monísima. Por la noche iba de cena y estaba felicisisisisisima porque por fin iba a estrenar mi falda nueva.

Al día siguiente cuando vi las fotos, sólo podía ver una morcilla de burgos con cara de pan. ¿¿Y como he dado lugar a ponerme taaaaan gorda??? Inmediatamente volví a meter en su bolsa el puñado de cacahuetes que me estaba zampando.

Qué vergüenza.... para lo que he sido y en lo que me he quedado... Para colmo, un conocido que fue a la misma cena que yo me preguntó que si yo era la que había parido hace unos días... (tras ver en el feisbú de mi hermano que había sido tío -por parte de novia-) Cómo me vería....

Me fui al baño y en el espejo sólo veía una morcilla con melena de pantoja, exceso de colorete y exceso de pintalabios.

Y me pedí otro cubalibre a ver si se me pasaba el disgusto.

Menos mal que hoy hemos vuelto a la normalidad.

Nada de alcohol hasta al menos el fin de semana, nada de picoteo ni excesos, volver a mis paseos matutinos, a mi aeróbic... aunque tampoco creo que sirva de mucho.

¿Alguna vez habéis tenido la sensación de haberlo hecho ya todo en la vida?

Feliz comienzo de semana.


11 comentarios:

Esteban dijo...

Seguro que estabas muy guapa!!! un beso y buena semana.

Pilar dijo...

Vamos Ana, tod@s hemos tenido una noche horrorosa ;)

Besos

Susana_MqR dijo...

locaaaaaaaaaaaaaaa pero que dices jajajaja con lo bien q sientan las semanas asi....ya podian ser toooodas

bsss wapi

Aniña (@vampyevil) dijo...

mujer animo!!! que vendrán mas épocas, con lo divina y lo bien que me caes, besitos

NIKITA dijo...

seguro que no era para tanto! a mi me pasa siempre en el espejo del baño del bar de copas donde vamos los fines de semana... me veo fatal! Creo que es la luz, me veo horrible!!!!

Seguro que estabas monísima!

Anónimo dijo...

hola ana soy nuevo por aqui y tengo que decir que siempre me rio mucho con tus publicaciones. Tranquila por que yo tambien he engordado mucho esta semana (hasta se me ha saltado el boton de unos pantalones que me compre hace poco) y eso que aun no son navidades... seguro que al final podremos bajar esos kilitos de mas.

Sergio

Uma dijo...

quesagerá por dior!
ya será menos!
si te sirve a mi me han cedido el asiento cienes de veces en el metro por barriga...y hasta un ginecologo me preguntó si estaba preñada a los 19...y fijate que esos controlan mas ¿no?
asi que sin agobios!
besos

Anónimo dijo...

No me lo creo. Pero si eres reguapa!

Anónimo dijo...

Exageradaaaaaaa!!! Pero si eres guapisima y fabulosamente divina !! Jaja

Yo he arrasado con un toblerone de esos gigante que me trajeron de Andorra, no me ha durado ni dos dias, ole yo!

Besitos
Stela

Anónimo dijo...

¿Sensación de haber hecho todo ya? ¿A tu edad?

Anónimo dijo...

Jaja Ana me parto contigo y me lo paso genial con tus post!!
No creo que sea "patanto" en lo que a morcilla se refiere y eso que te escribe una burgalesa!!
Un besazo enorme y a continuar con tu genial sentido y forma de ver la vida.