martes, 8 de febrero de 2011

Bofetadas de realidad.


Aunque sea lo más cotidiano del mundo, una nunca se acostumbra a llevarse decepciones. Por desgracia, hoy me a tocado llevarme una... y además gorda.


Esta vez ha sido en el ámbito laboral. Llevaba ya un tiempo detrás de una empresa a los que les había ofrecido unas condiciones excepcionales. Vamos, que parecía casi imposible no cerrar este contrato.


Y como en la vida no hay nada imposible, se han ido con la competencia. ¿Por qué? Por precio.


Entonces es cuanto tú te quedas con cara de boba después de la bofetada de realidad que te acabas del llevar.


Lo peor de todo es que eso no solamente pasa en temas laborales.


La vida te da bofetadas de realidad continuamente... y algunas veces pienso que en el fondo será que no le caemos bien (a la vida, digo).


Y aunque algunas veces parezca que vivo en los mundos de Yupi, no todo en mi vida son arco iris de colorines.


Debajo de la coraza de optimismo que me he fabricado existe una personalidad frágil, sensible e introvertida. Me duele el tener que mirar la vida sin el cristal de color rosa que me pongo siempre delante.


Me fastidia ver mis defectos.


Y que no tengo valor a cambiar algunas cosas.


Bofetadas de realidad que te llevas de vez en cuando... como otras cosas en la vida.


Ya veis, hoy estoy de bajón.


Ya se me pasará... espero.


Feliz martes.


Besos.




12 comentarios:

Extrema dijo...

Chica que no te dé el bajón que al menos tienes curro... ya sé que no es un consuelo, pero seguro que mañana (o pasado) ya estás mejor. Es un mal menor.

Sandra dijo...

Los bajones tambien forman parte de la realidad, vienen y se van... Asi que hoy puedes ver la vida de color negro, pero mañana te vuelves a poner el cristal rosita, vale?.

Un besete y ánimo.

Sandra dijo...

Por cierto, en el trabajo todo se vende al mejor postor, y en estos tiempos la pela es la pela, no te lo tomes como algo personal, pero es que si la empresa puede ahorrarse 40 euros, pues mejor eso que nada. Por eso se han ido con los otros, por el dichoso dinero.

Livare dijo...

venga mujer, q esas cosas pasan!
ahora mucho chocolate y listo! jeje
un beso guapa!

IBI dijo...

ainsss nada de bajon eh? mecachis.... jejeje

son cosas que pasan,así es la vida.....

muak

Anónimo dijo...

Yo odio esas bofetadas, porque no te las esperas y de repente...plas! Pero a los dias ya las hemos superado y siempre salimos de los bajones!
Animo con la semana!!

Ana dijo...

Pero bueno... hay días que están escritos para torcerse y hoy me ha tocado uno de esos.

Mañana será otro día.

Gracias chicas, besacos!!

David dijo...

Ríete de la vida, ella se descojona de ti cada día.

Venga un beso y un abrazo que hoy parece que te hace falta.

David dijo...

Y un chiste para animarte:


¿Cómo se llama la maquina de hacer Antonios?

Antonio Machine.

G G G G .

cArlosmXaX dijo...

uff bofetadas de la vida!
me lo diras a mi
pero con el paso de los años la piel se endurece y ya el dolor no es tan fuerte..
en fin
te envio muchos saludos!

Rose dijo...

Ánimos reina, la vida tiene estas cosas, y hay dias buenos y días menos buenos. Con la crisis como te dice SAndra,pues la gente mira mas el euro, si cabe. Pero no es nada personal hacia ti. Muchos ánimos guapa, y verás como va todo bien. HOy va a ser un día estupendo, ponte ese cristal rosa que te favorece tanto. Besotes.

Anónimo dijo...

Si la vida siempre fuera de color de rosa seria muy aburrida.

Las bofetadas de realidad, duelen, fastidian, pero te ayudan a espavilar muchas veces.

Animo

stela